LA DECISIÓN

El cambio de hábitos comienza por tomar la decisión de realizar un cambio en tu vida de algo que no va bien o que deseas implementar. Detrás de esa decisión es importante que haya un motivo potente, que te sirva de guía y, al cual recurrir en momentos en los que bajes la guardia, para volver a él.

Puede que desees empezar a moverte más, dedicar tiempo a tus comidas, aumentar el consumo de vegetales, planificar tus menús, dejar de comprar ultraprocesados, dejar de fumar, etc.

Sea cual sea el propósito que deseas conseguir o cambio a realizar plantéate ¿qué te impide hacerlo?

Muchas veces la mente es el principal obstáculo para conseguir nuestros propósitos saludables. Al cuerpo no le gusta salir de la comodidad ni de la zona de confort, por ello pueden aparecer a menudo pensamientos boicoteadores como:

“Hace demasiado frío para salir a entrenar”

“El lunes empiezo”

“Es fin de semana”

“Merezco darme este capricho”

“Por uno no pasa nada”

Para que se produzca un verdadero cambio de mentalidad, es necesario que pongas mucha consciencia en ti misma y en tus acciones diarias. Conocer cuáles son tus valores y prioridades es fundamental. Ese autoconocimiento te dará el poder de identificar cómo está actuando y si esas acciones diarias van en coherencia contigo misma.

Da el primer paso HOY, por pequeño que sea, para derribar esas barreras mentales que tienes ancladas y te impiden acercarte a tus propósitos. Créeme que es increíble cómo dando esos primeros pasos, los miedos y creencias limitantes que tenías se desvanecen. Te hablo por experiencia propia, me encanta probarme a mi misma con nuevos retos que al principio me dan miedo pero que luego acabo logrando.

Este tipo de acciones te llenarán de confianza, al comprobar que eres capaz de lograr lo que te propones y de ser fiel a ti misma.

Creo firmemente en el potencial que tienen las personas para cambiar y transformar sus vidas. Tú eres capaz, te lo mereces y serás capaz de sostener todo lo nuevo y bueno que te traerá ese cambio que anhelas en tu vida.

– Reconoce tu potencial
– Empieza a actuar como esa persona capaz de conseguirlo
– Cambia tu mentalidad respecto a posibles creencias limitantes
– Define tu motivación/motivo principal
– Rodéate de un entorno propicio para ello
– Diseña un sistema/plan para conseguirlo

Si no sabes por dónde comenzar y necesitas ayuda para definir una estrategia que te ayude a conectar con tus propósitos para así diseñar tu plan a medida. Estaré encantada de poder acompañarte en este camino apasionante que transformará tu vida para que empieces a vivir con más armonía y en coherencia con tu naturaleza interna.

Te acompaño.

Carrito de compra
Scroll al inicio