GUÍA PARA PLANIFICARTE MEJOR Y ALCANZAR TUS OBJETIVOS

En la vida es importante fijarse metas para encontrar una dirección y caminar en ese sentido, alineados a nuestros propósitos. Una de las herramientas más poderosas para trazar el camino hacia nuestras metas es la PLANIFICACIÓN.

Es muy útil establecer METAS A CORTO PLAZO, que van a actuar como peldaños que nos permiten acercarnos cada día a nuestros propósitos de salud. Enfocándonos en el propio PRO-CE-SO, celebrando esos pequeños logros que nos mantendrán MOTIVADOS.

Por otro lado, los OBJETIVOS A LARGO PLAZO van a ser el faro que guiará nuestras elecciones diarias y nos van a ofrecer una visión clara del destino que queremos alcanzar. En este sentido, debemos entender que no se trata de seguir un camino en línea recta y sin obstáculos, debemos ser conscientes de que ese objetivo o faro nos va a servir de referencia, pero que durante el trayecto quizás surjan desviaciones, algunas modificaciones o imprevistos que hagan que tengamos que REALIZAR AJUSTES.

La FLEXIBILIDAD y capacidad de adaptación van a ser clave para que, a pesar de esos cambios, seamos capaces de MANTENERNOS ENFOCADOS, aunque ello requiera que no sea tal y como habíamos previsto inicialmente.

Para ayudarnos a trazar y a transitar el camino que nos va a llevar a nuestros PROPÓSITOS SALUDABLES, necesitamos tener un PLAN que nos ayude a concretar las ACCIONES DIARIAS que debemos realizar, y así poder introducirlas en nuestras rutinas.

Una buena planificación será la brújula que te va a ayudar a transformar tus objetivos en realidades tangibles. Sobre todo, en el mundo ajetreado en el que vivimos hoy día, donde EL TIEMPO ES UN RECURSO MUY VALIOSO, por ello la planificación se convierte en la clave maestra que nos va a ayudar a desbloquear el potencial de nuestras metas.

Aquí te comparto algunos consejos que te ayudarán a planificarte mejor para así alcanzar tus objetivos de salud:

  • Reflexiona sobre tus valores y prioridades: Antes de empezar con la planificación, dedica tiempo a reflexionar sobre tus valores y las aspiraciones que te motivan. Ya que es importante que los objetivos que te plantees estén alineados con tus valores, para que así haya una motivación profunda.
  • Establece objetivos específicos y realistas: Los objetivos que te plantees deben ser alcanzables y lo más específicos posibles. No es lo mismo decir “quiero comer sano” a decir “voy a planificar mis menús diarios para asegurarme de que voy a incluir de forma equilibrada los nutrientes que necesito”. Utiliza el método SMART para planificar tus metas. SMART: Específicas, Medibles, Alcanzables, Relevantes y con límite de Tiempo, te brindará CLARIDAD y te ayudará a evaluar tus progresos.
  • Prioriza tus metas: No todas las metas son igualmente urgentes. Así que identifica tus metas principales y organízalas según su importancia y plazos. Esto te ayudará a enfocar tu energía en lo que realmente es importante en cada etapa y evitará la sensación de abrumo.
  • Aprende a decir no: Teniendo claro cuáles son tu valores, objetivos y prioridades, es más sencillo empezar a decir no a compromisos que puedan interferir o desviarte de ello. Establece límites saludables, de forma asertiva, que te permitan priorizar tu bienestar y mantener el compromiso que has establecido contigo mism@.
  • Crea un plan de acción detallado: Desglosa tus objetivos en pasos más pequeños y crea un plan de acción detallado para cada uno de ellos. Identifica los pasos necesarios a seguir e intégralos en tus rutinas diarias y semanales, asignando plazos y recursos para ello.
  • Evalúa y ajusta si es necesario: Aunque la planificación es esencial, también es crucial ser flexibles y tener capacidad de adaptación ante los posibles imprevistos y cambios inherentes a la vida. La vida está llena de sorpresas, y esa capacidad de adaptarse a circunstancias cambiantes es una habilidad valiosa que te aportará tranquilidad y recursos para pivotar tu camino.
  • Apóyate de herramientas de organización: Existen numerosas aplicaciones y herramientas de organización que pueden ayudarte a gestionar tus acciones diarias para que no te desvíes de tus objetivos. Pueden organizadores, calendarios, planificadores, recordatorios, alarmas, agendas físicas o digitales. MIS PLANIFICADORES te ayudarán a estructurar tus días, semanas, meses y años, de manera que tus nuevos hábitos se integren de manera natural en tu rutina diaria.

Como ves, una buena planificación, además de ayudarnos a tener una visión clara de nuestros objetivos y los progresos que vamos logrando, nos va a ayudar a tener mayor LIBERTAD y descanso mental.

Espero que te haya servido esta guía para planificarte mejor y conseguir tus objetivos de salud ♥ Te acompaño a conseguir tus propósitos.

Carrito de compra
Scroll al inicio